21 de febrero de 2013

La Prehistoria del Gato.



El animal que conocemos actualmente se desarrolló en el curso de una evolución de por lo menos cuarenta millones de años. Numerosos fósiles permiten reconstituir el origen de los félidos salvajes, de los que el gato forma parte.
Los félidos salvajes constituyen a una familia muy homogénea. Hembras y machos son similares, los machos son solamente más grandes y más pesados, sólo el león marca una diferencia, con su melena.
Son los carnívoros por excelencia y los animales mejor adaptados a la captura de presas vivas. Cosmopolitas, sólo están ausentes de la Antártida, Australia, Madagascar, Las Antillas y algunas otras islas.
La familia de los félidos (Felinae) comprende tres subfamilias: Nimravinae, actualmente extinta, Acynonichinae, que incluye el Gueopardo, y Felinae, con dos grupos de especies, los grandes felinos (género Panthera) y los pequeños felinos (genero Felis), de los que proviene el gato doméstico.

EL ORIGEN DE LOS FELINOS:
Trás la extinción de los dinosaurios, hacia el final de era secundaria, aparecen los primeros mamíferos. De hecho, unos sobrevivientes, los insectívoros, habrían originados los carnívoros y los primates, en el Crestáceo superior, hace unos setenta millones de años.
Los félidos primitivos:
En el Oligoceno, se perfila claramente entre los félidos una tendencia que conduce a la individualización de dos líneas diferentes de felinos. Por una parte, aparece el género Eusmilus, animales grandes y robustos, pero lentos, provistos de enormes colmillos en forma de hoja de sable; por otra, grandes gatos más ágiles y más rápidos, con una dentición similar a la de los actuales félidos.
El gato domestico actual, desciende, sin duda, del gato salvaje africano. De hecho, descendería de muchas especies salvajes, entre las que se halla el gato indio del desierto, que vive en Irán, Pakistán y en la India, y que se acerca naturalmente al hombre. Su pelaje es gris amarillento, con manchas negras redondaeadas, y tiene una cola larga, anillada, negra en la punta. El gato salvaje africano, que se cruzó con el anterior y fue domesticado en Egipto 2.500 a. C.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada